¿Ya me sigues en Facebook? Una mamá millennial
BebésCrianzaMaternidadNiños

¿Cómo aprovechar al máximo el tiempo con tu bebé si trabajas fuera de casa?

Esta es una de las miles de preguntas que me hacía a mí misma durante los primeros meses de mi vida de madre, especialmente cuando regresé a mi trabajo en una oficina desde 8 hasta 10 horas diarias lejos de mi bebé.

Sabemos que las rutinas de una madre que trabaja como la de una que se queda en casa son ambas pesadas, pero no podrían ser más opuestas en cuanto a la cantidad de tiempo que se pasa con los hijos. Es por eso que he decidido compartir algunas ideas y consejos para que las madres trabajadoras aprovechen al máximo el tiempo con sus bebés, algunas que yo misma ponía en práctica cuando trabajaba y otras que se me han ocurrido ahora que no traigo (además de lo típico en la cabeza de una madre) mis pendientes del trabajo dando vueltas.

Lo más importante que debemos recordar para aprovechar los momentos con nuestros bebés es la siguiente frase: calidad sobre cantidad. Así tengan un mes o un año, no hay nada que disfrute más un bebé o niño que saber que tiene tu completa atención, que tomas en serio y con mucha importancia lo que te dicen o hacen. Ellos todos los días aprenden algo nuevo y disfrutan como no tienes una idea el compartirlo contigo. Las cosas más simples de la vida son para ellos igual de impresionantes que las más complejas, y tú, mamá o papá, eres la persona con la que quieren compartir esa nueva emoción. Recuerda que tú eres lo mejor de su pequeño mundo.

Una de las cosas primordiales para que esto funcione es dejar de lado cualquier dispositivo electrónico que pueda distraerte. Si tienes algún pendiente en tu correo, del trabajo, ponerte al día con tus amigas o leer las noticias, intenta dejar un espacio de tiempo dedicado a eso ya sea durante tu jornada laboral, tu hora de comida o mientras toma la siesta, para que no interrumpa el tiempo con tu bebé.

Otro elemento que considero esencial para tener ese tiempo de calidad con tu bebé es el apego. Apego, apego y más apego. Abrázalo, bésalo, hazle cariños, arrúllalo o cuéntale una historia mientras lo tienes en tus brazos. Te voy a decir algo: tu bebé no se va a embracilar. Si algo vas a lograr será todo lo opuesto: un niño seguro y tranquilo, que sabe que tú estarás ahí cuando él lo necesite y tendrá la confianza de que volverás para abrazarlo después de trabajar.

una mama millennial

Little Monster descansando sobre la panza de mamá después de un largo día de trabajo.

Si puedes, haz porteo. Yo me interesé en el porteo hasta después que mi hija cumplió el año, principalmente porque trabajando no tenía mucho tiempo de informarme e investigar. Pero ahora, aunque Little Monster ya esté a pocos meses de cumplir los 2 años, ocasionalmente lo practico y te puedo decir algo: le encanta. Yo creí que quizás no le gustaría pues ya camina, corre y hace travesuras fuera de mis brazos, pero cuando la pongo en el fular, ella misma mete sus bracitos dentro y me abraza con mucho cariño. Si no lo conoces, te invito a que te informes, puedes empezar leyendo este artículo de BabyCenter: 10 razones para portar a tu bebé. A esta lista yo le añadiría que incluso puedes realizar algunas actividades mientras porteas a tu bebé, quizás ordenar un poco la casa, leer un libro o incluso hacer un poco de ejercicio ligero, como bailar o caminar.

Dedica al menos de 30 a 60 minutos diarios exclusivamente para bonding time o tiempo de vínculación afectiva. De ser posible, trata de estar a solas con tu bebé todos los días por este tiempo. El estar completamente a solas tú y él ayuda a fortalecer ese vínculo que tienen desde que estaba en tu vientre. No importa que no hagan nada, si juegan, leen o se quedan dormidos. La idea de esto es seguir alimentando ese hermoso lazo único entre ustedes dos.

Sé que a veces el trabajo puede ser increíblemente tedioso, pero cuando tienes una motivación como la sonrisa de tu hijo, todo lo demás pasa a segundo plano, y aunque actualmente yo ya no trabajo fuera de casa, recuerdo que el mejor momento de mi día era cuando entraba por la puerta de mi casa, saludaba a mi hija y ella me recibía con su pequeño rostro lleno de felicidad e incluso a veces, con un gritito de emoción.

Y tú, ¿cómo aprovechas el tiempo con tu bebé al salir de trabajar? ¡Cuéntame en los comentarios!

Soy Lucy, diseñadora, mexicana y una mamá millennial. Soy madre de una pequeña de tres años de nombre Lucía, a quien cariñosamente llamo Little Monster en el blog. Tomo la maternidad con una taza de té y mucho sentido del humor. Comer, leer, dormir y escribir son mis placeres.

This article has 5 comments

  1. yentoncesmeconvertienmama

    Genial post. Hay que aprovechar esos momentos claro que si. Yo lo del porteo no lo puedo hacer por la espalda.

  2. fran

    Que bello post, me identifico trato siempre de pasar momentos agradables con mi nena después de un día arduo de trabajo, muy buenos consejos!!

  3. Pingback: Las madres también sufrimos ansiedad de separación – Una mamá millennial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Copyright © 2013-2017 Una mamá millennial®