¿Ya me sigues en Facebook? Una mamá millennial
BebésMaternidad

Por qué debes hacer caso de los consejos de madres experimentadas

Hace algunas semanas fuimos a San Diego mi hermana, mi sobrina bebé, Little Monster, papá millennial y yo, está a dos horas de camino de donde vivimos, así que era un viaje de ida y vuelta en el mismo día.

Llegamos a casa de mi hermana para recogerlas a ella y su bebé, y cuando ella preparaba las cosas para el viaje, haciendo el checklist de la pañalera le dije que también llevara un cambio para ella. Lo vio innecesario, le daba flojera andar cargando con todo lo de la bebé y además ropa para ella si el viaje era solo ir y regresar. Como la mujer –poquito- terca que soy, le dije que al menos empacara una blusa limpia por si la bebé devolvía poquita leche sobre ella o se manchaba, ya que con un bebé todo puede pasar.

Partimos felices y contentos, pero antes de tomar camino formalmente llegamos a desayunar a un IHOP con mi papá.

Estábamos disfrutando de un delicioso desayuno en familia cuando mi sobrina comenzó a hacer sus peculiares sonidos y gruñidos de “I’m doing #2, mommy!”. Mi hermana la tenía sentada en sus piernas pues a la bebé no le gusta estar en la sillita para el coche, cuando de repente mi hermana abre los ojos como platos y se queda como paralizada con el tenedor a punto de llegar a la boca. Inmediatamente sospeché lo que sucedía, la miré detenidamente y le dije: “No… ¿se le salió?” y me respondió: “No. No sé. No estoy seguraaaaaaaaa.”

Acto seguido mi hermana levanta a la bebé de sus piernas, la mueve hacia un lado, se asoma a ver su pantalón y cierra los ojos mientras pone cara de frustración/sufrimiento. Me aguanté la risa por mera solidaridad, tomé la pañalera y la acompañé al baño para cambiar a la bebé y limpiar su pantalón, mientras mi papá y papá millennial terminaban de desayunar con Little Monster.

Quien haya dicho que los bebés son una máquina de hacer popó, tenía toda la razón. Mi sobrina se lució, no fue una manchita lo que dejó en el pantalón de mi hermana, parecía que se había hecho del baño directamente en el pantalón sin pañal de por medio. Mi hermana se metió a uno de los cubículos del baño y me pasó su pantalón para lavarlo. Si has lavado ropa a mano bajo el chorro de agua, sabrás que es un poco difícil intentar quitar una mancha y al mismo tiempo mantener seco el resto de la prenda, así que, por supuesto, hice un cochinero y terminé mojando más de la mitad del pantalón. Ilusamente pensé que el secador de manos automático funcionaría pero la tela del pantalón había absorbido demasiada agua y secarlo por completo era algo que me llevaría horas hacer. Mi hermana tuvo que ponerse el pantalón mojado y tuvimos que hacer una escala en una plaza para que se comprara otro pantalón, pues regresar a casa nos atrasaría mucho para el viaje.

Gracias a esta experiencia de mamá primeriza, mi hermana ahora era $15 dólares más pobre, pero eso sí, una madre más sabia.

Moraleja: Escucha los consejos de las madres experimentadas.

Moraleja 2: Mamá primeriza… Piensa en tu bebé, pero también piensa en ti, y siempre, siempre, siempre, lleva un cambio de ropa para ti en la pañalera. Al menos los primeros seis meses de vida de tu bebé.

¿Te ha pasado algo similar? ¡Cuéntame en los comentarios!

Soy Lucy, diseñadora, mexicana y una mamá millennial. Soy madre de una pequeña de tres años de nombre Lucía, a quien cariñosamente llamo Little Monster en el blog. Tomo la maternidad con una taza de té y mucho sentido del humor. Comer, leer, dormir y escribir son mis placeres.

This article has 10 comments

  1. Mami Aventurera

    Muy bueno! La verdad que tienes razón , sé que es aconsejable llevar tb algo para nosotras pero a mi también me da pereza. Aunque creo que a partir de ahora lo llevaré.
    Un saludo y gracias x compartir tu experiencia!

  2. yentoncesmeconvertienmama

    El tema de tener madres experimentadas a tu alrededor esta genial, echo de menos tener amigas con hijos. Sin embargo también pienso que según cómo da el consejo, porque hay algunas que….. Se creen con derecho a opinar de todo y aconsejarte-criticarte sobre la crianza de tu niño.

    • Lucy - Una mamá millennial

      Exacto, creo que siempre debemos tratarnos con respeto, aconsejar mas no querer imponer u obligar. Yo no tengo amigas con hijos, al menos no muy cercanas o que frecuente, pero ahora que mi hermana es mamá es muy bonito compartir experiencias. Gracias por comentar!

  3. Carolina Beltran

    Y SIEMPRE una bolsa de plástico ☝🏼️😂 Jajajaja

  4. hosoyafamily

    Jaja lo de la ropa primordial y la bolsa tambien, a mi se me ha echo pipi como mas de 10 veces, a traspasado el pañal tambien varias, me ha vomitado a chorro 😂 mi hijo me ha enseñado desde muy pronto

  5. La Moleskine de Mamá

    A mi me paso que Cronopio se hizo caca y me mancho el pantalon, como tu sobrina, y estabamos en casa de una tia de mi esposo, que me tuvo que prestar ropa, pero a mi nunca se me hubiera ocurrido llevar un cambio para mi y quiza si me lo hubieras aconsejado, no te hubiera hecho caso, como tu hermana, porque llevas tanto en la pañalera que no quieres un trapo mas. Saludos!

  6. Pingback: Las madres también sufrimos ansiedad de separación – Una mamá millennial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Copyright © 2013-2017 Una mamá millennial®