¿Ya me sigues en Facebook? Una mamá millennial
Estilo de vida

Tips para viajar en avión con niños pequeños

Hace unos meses tuvimos nuestro primer viaje en avión con Little Monster. Aunque he viajado muchas veces en este medio, nunca me había tocado viajar en avión con niños, así que la experiencia me emocionaba y aterraba por igual.

Como madre primeriza recurrí a las expertas para que me dieran sus mejores consejos: mis tribu y mis seguidoras en Facebook. Todas me proporcionaron consejos muy valiosos y buenos que nos ayudaron a planificar y prepararnos para esta nueva experiencia como padres, así que por eso quiero compartir contigo los mejores consejos que recibí y que nos funcionaron en estos primeros viajes con Little Monster.

Esenciales para viajar en avión con niños pequeños

Lleva almohada, cobijas y un peluche que le guste. La almohada les ayudará a ir más cómodos, las cobijitas les cubrirán del frío (los aviones siempre son fríos) y puedes usarlos también para acolchar el asiento. El peluche les dará tranquilidad al ser algo conocido en un espacio extraño para ellos.

Aliméntalo con algo ligero antes del vuelo. Procura que no coman pesado al menos 1 hora antes de vuelo, así evitarás que vomite en caso de sentir mareos o te sorprenda a medio vuelo con un pañal lleno de popó (afortunadamente no nos pasó pero de solo imaginarlo me aterra).

Lleva varios snacks. Echa en tu bolso o en la pañalera alguna botana o alimento que le guste por si le da hambre o se siente incómodo. Aunque darle de comer a un niño solo para tranquilizarlo no es la opción más recomendada, en estas situaciones creo que es algo de lo que puedes hacer uso para que el viaje les sea menos pesado.

Usa la tecnología a tu favor. Sí, no se recomienda que los niños estén mucho tiempo pegados a una pantalla, pero en ciertas ocasiones como esta, hacer uso de la tecnología es una buena idea. Puedes buscar algún juego sencillo que le guste o aprovechar que desde hace un tiempo ya se pueden descargar ciertas series y películas en Netflix para que guardes en tu teléfono o tablet un par de episodios de dos o tres caricaturas que le gusten (por aquello de que no tengan ganas de ver una en particular).

Lleva un vaso entrenador vacío. En los aeropuertos está prohibido llevar líquidos en envases mayores a 100 ml, por lo que llevarle agua o su jugo favorito desde antes de documentar garantiza que termine en la basura al pasar por la revisión de seguridad. Para darle la vuelta a esto, llévate 1 o 2 vasitos entrenadores o con tapa vacíos en la pañalera o equipaje de mano. Una vez pasada la revisión puedes comprar agua o el jugo de su preferencia para llenar su vasito.

Y sobre todo lleva paciencia, mucha paciencia. Hay mil razones por las que un niño puede llorar durante un vuelo: le da hambre, le duele algo, le da miedo, no quiere sentarse, tiene sueño, se quiere bajar del avión, etc. Tú necesitas mantener la calma para que ellos se puedan tranquilizar y si te sienten nerviosa no lo harán.

Nuestra experiencia: Little Monster exorcista

A nosotros nos pasó a medio vuelo que mi hija de plano comenzó a gritar como si le estuvieran arrancando los brazos y las personas de los asientos alrededor de nosotros empezaron a voltear a vernos y definitivamente no fueron miradas de comprensión, sino todo lo opuesto.

Fue muy incómodo pero tuve que decidir qué era lo más importante: mi hija o sus miradas juzgadoras. Obviamente elegí a mi hija y en vez de regañarla o tratar de hacerla callar de manera abrupta porque nos miraban feo, me tomé mi tiempo, respiré profundo un millón de veces y como pude me acosté con ella en nuestros asientos hasta que se tranquilizó y eventualmente se quedó dormida. 

Recuerda que el vuelo es pasajero y es solo un mal rato en el que tu hijo te necesita.

¿Has viajado en avión con tus hijos? ¿Cuales son tus tips para que el viaje sea menos pesado?

Soy Lucy, diseñadora gráfica mexicana, acuariana y una mamá millennial. Me encuentro viviendo por primera vez el cambiante e inesperado viaje de ser madre, día a día con Papá Millennial y nuestra pequeña Little Monster. Comer, leer, dormir y escribir son mis placeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Copyright © 2013-2016 Una mamá millennial