¿Ya me sigues en Facebook? Una mamá millennial
A ti, que elegiste la crianza en brazos
CrianzaMaternidad

A ti, que elegiste la crianza en brazos

Mamá o papá: te felicito. Porque no solo elegiste la crianza en brazos. No solo escogiste una manera particular de criar a tu hijo, de cuidarle. Elegiste una bella manera de criarlo, una crianza que será especial para ti y para él. Una crianza en la que crecerán juntos.

Cuando elegiste la crianza en brazos, tomaste la decisión de mantenerlo cerca de ti. De llevarlo contigo y protegerlo bajo tus alas. Decidiste que de ahora en adelante no serían dos, sino uno.

Cuando elegiste la crianza en brazos, elegiste que la maternidad/paternidad te envolviera por completo. Criar en brazos es ceder un poco de tu espacio personal para compartirlo con una personita que se muere de ganas por compartir el suyo contigo.

Cuando elegiste la crianza en brazos, decidiste que a donde vayas tú, también irá tu hijo. Elegiste hacerlo parte de cada detalle de tu vida, cada momento, cada suspiro, cada alegría.

Cuando elegiste la crianza en brazos, tomaste la decisión de comenzar a formar un vínculo fuerte, amoroso y único con tu bebé. El lazo que verás surgir con el paso del tiempo al elegir llevarlo en tus brazos, será uno como ningún otro.

Cuando elegiste la crianza en brazos, comenzaste a darle lo mejor, lo que necesita: seguridad y calor. Decidiste que compartirías los latidos de tu corazón para que al escucharlos, él supiera siempre que es querido, que es amado.

Cuando elegiste la crianza en brazos, le diste uno de los mejores regalos que podemos dar como padres, el regalo de la tranquilidad, la contención, la paz.

Cuando elegiste la crianza en brazos, le apartaste el mejor lugar para un hijo: los brazos de mamá y papá.

El tiempo de la crianza en brazos, es corto y un día, ellos ya no serán pequeños. Nuestros hijos crecen en un parpadeo. No te preocupes, no se van a “embracilar”. Disfrútala, vívela, ámala.

Foto Papás porteando en Shutterstock

Soy Lucy, diseñadora, mexicana y una mamá millennial. Soy madre de una pequeña de tres años de nombre Lucía, a quien cariñosamente llamo Little Monster en el blog. Tomo la maternidad con una taza de té y mucho sentido del humor. Comer, leer, dormir y escribir son mis placeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Copyright © 2013-2017 Una mamá millennial®