¿Ya me sigues en Instagram? Una mamá millennial
Maternidad

¿Por qué nos da miedo hablar de la depresión postparto?

Al hacer esta pregunta no me refiero a escribir del tema, informarse y entenderlo. Me refiero a hablar sobre esto con nuestras madres, amigas, hermanas, pareja, en el caso de que se presente en nuestras vidas. Hablamos del embarazo, de los recién nacidos, de su ropita, de la crianza, bueno, hablamos hasta de los aromáticos regalos que dejan en los pañales. ¿Por qué entonces no hablamos con nadie de la depresión postparto? ¿O de la depresión en las madres en general?

Tú que me lees seguramente ya eres madre, estás por serlo o conoces a alguien que lo es. La maternidad no es completamente rosa, y lo sabes. Como la mayoría de las cosas, también tiene un lado que no nos gusta y hoy quiero hablar de una parte de su lado oscuro.

La depresión postparto (y también la no postparto) es real. Tan real como tú y como yo que estamos compartiendo este pequeño espacio en la red. ¿Entonces por qué evitamos hablar de ella, como si fuera un tabú?

Creo que gran parte de este miedo o vergüenza a hablar sobre ella es esa idea que nos han vendido de que cuando eres madre todo son las mil maravillas y la vida se vuelve perfecta. Pero la realidad es otra y no todo es miel sobre hojuelas. Sí, ser madre es una de las cosas más hermosas que puede pasarle a una mujer, pero también es una de las más difíciles, sin embargo, casi nadie habla de esta segunda parte, la difícil.

Cuando nos convertimos en madres pasamos por un proceso como ningún otro. Nuestras hormonas se vuelven locas, y nuestro cuerpo y nuestra mente cambian como nunca antes lo habían hecho. Hay mujeres que pasan por esta transcisión de manera normal, pero hay otras que por alguna razón, presentan síntomas de depresión después de dar a luz.

Pero, ¿qué pasa cuando te preguntan cómo estás, después de tener a tu bebé? Probablemente al igual que yo, llegaste a contestar en automático un simple “bien”. O si acaso respondiste que estabas cansada pero muy feliz. Ni hablar de atreverse a decir “mal, esto de ser madre no es lo que esperaba” o “desde que nació mi bebé no me dan ganas de nada” porque, ¿qué van a pensar de tí? Van a creer que no quieres a tu hijo. Sientes que eres la peor mamá del mundo por pensar eso. Todo mundo dice que esta es la época más feliz de tu vida, ¿entonces por qué no te sientes así?

Uno de los problemas es que es tanto el miedo y/o verguenza a hablar de la depresión postparto, que esto mismo ha hecho más complicado el poder analizar cuáles son los motivos que la provocan. A esto le sumamos que en muchos países no se da un seguimiento apropiado ni se incluye durante las consultas antes y después del parto alguna especie de revisión sobre este tema, preocupándose solo por la salud física y dejando de lado la salud mental de las madres.

¿Cómo sé si tengo depresión postparto?

Admitir que se tiene depresión postparto es muy difícil. Algunas mujeres sienten que es casi como si dijeran que no quieren a su bebé, cuando desde luego lo aman más que a nada.

Los primeros meses de vida de tu bebé son los más pesados y agotadores, tu cuerpo se está reponiendo de ese gran cambio y tus hormonas están disparadas. Aunque no definiría la depresión postparto como algo “normal”, considero que debemos dejar de verla como sinónimo de ser una mala madre o de estar loca.

La mayoría de los síntomas son muy similares a los de una depresión y se consideran síntomas de depresión postparto los siguientes:

  • Tristeza
  • Llanto
  • Cansancio o fatiga
  • Problemas de sueño (insomnio o inclusive dormir demasiado)
  • Falta de concentración
  • Desánimo
  • Ansiedad
  • Falta de apetito
  • Falta de interés en el bebé
  • Miedo a quedarse sola con él
  • Sentir que no se es capaz de ser una buena mamá
  • No sentir ese vínculo madre e hijo.

Personalmente no padecí depresión postparto, aunque sí recuerdo haber pasado esas primeras semanas con Little Monster con mucho cansancio y problemas de sueño, aunque se debía principalmente a esas largas noches de desvelo, en las que algunas veces llegué a pensar que ser mamá era terrible y me preguntaba si mi vida algún día volvería a ser normal.

Recuerda que la depresión postparto no es tu culpa y no estás sola. Platícalo con tu pareja, mamá, hermana o amiga. Si presentas alguno de los síntomas que te mencioné arriba, díselo a tu médico. Es momento de que nos deje de dar miedo o verguenza hablar de este tema, una ayuda, terapia o apoyo adecuado y a tiempo, puede mejorar tu vida y la de tu bebé, ya que si tú estás bien, tu bebé también lo estará.

Soy Lucy, diseñadora, mexicana y una mamá millennial. Soy madre de una pequeña de tres años de nombre Lucía, a quien cariñosamente llamo Little Monster en el blog. Tomo la maternidad con una taza de té y mucho sentido del humor. Comer, leer, dormir y escribir son mis placeres.

This article has 9 comments

  1. La Moleskine de Mamá

    Qué buen tema! Yo creo que no hablamos de la depresión post parto porque pareciera que estamos obligadas a ser felices, porque estámos inundadas de imágenes de maternidades perfectas y cuando descubrimos que la nuestra no es así (ninguna lo es), es como aceptar nuestras incapacidades.
    Yo tuve depresión desde el embarazo y en el post parto y precisamente por ello abrí mi blog, porque creo que el tema aún no se conoce del todo y mucho menos se acepta socialmente. Saludos!!

    • Lucy - Una mamá millennial

      Creí que ya te había respondido y resulta que no, no sé dónde traigo la cabeza estos días!
      Sí, pienso igual que tú, y es que la presión social es grandísima también, todos exigen mucho y una ni sabe nada! Me gusta tu blog porque tocas esos temas que muy poco se hablan a pesar de ser tan importantes. Gracias por comentar, me da gusto que te haya parecido buen tema!

  2. Soy Mama Ena

    ¡Amiga! No habia tenido tiempo de dejarte un comentario al respecto. Me encanto tu entrada, como tu y otras mamis blogueras lo saben, estoy pasando por la depresión y darme cuenta tardo un poco pues eso mismo me decía: “soy una mala madre debería sentir alegria y no tristeza” pero es que en verdad la realidad de ser madre es otra. Gracias por compartir este lado de la maternidad que no muchas se atreven hacerlo. Un abrazo y nos estamos leyendo 🙂

    • Lucy - Una mamá millennial

      Me alegra que te haya gustado amiga, creo que aunque no se trata de asustar a las futuras madres, sí es importante que se hable de este tema y se le dé la misma prioridad y difusión como a otras cosas que son asuntos serios en cuestiones de maternidad. Sentirse mal no nos hace malas madres y no tiene nada de malo pedir un poco de ayuda. ¡Un abrazo y gracias por tu comentario!

  3. Confundida

    Tengo un bebé de 16 meses y acabo de aceptar que tengo depresión post parto. Y muy probablemente la tuve desde mi embarazo.. no dejo sentir mal, triste y desganada pero soy lo único que tiene mi bebé, no tengo apoyo de nadie y me he desconectado del mis amigos y conocidos. No se que hacer.

    • Lucy - Una mamá millennial

      Hola Confundida, a veces pasa eso cuando nos convertimos en madres, yo me desconecté de muchos amigos y me sentía muy sola. Lo bueno de esto es que aceptas que existe un problema y por el hecho de aceptarlo puedes comenzar a trabajar en él. Mi recomendación es que si vives en México te acerques a las oficinas del DIF para pedir apoyo psicológico o buscar un psicólogo particular. Algo que ayuda mucho es buscar un grupo de mamás, si no conoces a nadie en tu ciudad puedes recurrir a Facebook y buscar grupos de mamás de tu ciudad o país, te será muy útil saber que todas estamos batallando y que alguien te entiende y apoya aunque sea solo de manera virtual. Te recomiendo mucho buscar grupos enfocados a la Crianza con Apego, ya que la mayoría procura también el bienestar de la mamá. Te mando un abrazo enorme, todo mejorará pronto. Un beso!

  4. Pingback: 10 beneficios de la meditación para mamás – Una mamá millennial

  5. ale moreno

    Yo lo padecí , es algo del que no se habla mucho ya que lo normal seria que la mujer se sintiera mega feliz por el nacimiento de su bebe, yo padecí de esta depresion por 6 meses es horrible porque no controlas tus estados de animo , mi señal mas grande o síntomas por llamarlos de algún modo fue que era un caos emocional el quedarme sola con mis hijas son mellizas!!, era un reto tan enorme el quedarme con ellas y lo peor que no lloraran porque hacia hasta lo imposible por no verlas así, si se puede salir de esta depresión con el apoyo de profesionales y la familia,
    muy buen articulo, saludos,
    monterrey nuevo león mexico 🙂

    • Lucy - Una mamá millennial

      ¡Muchas gracias por compartir tu historia! Definitivamente no es fácil el postparto, imagino que con mellizas mucho más! Pero lo bueno es que pediste ayuda, saliste adelante y ahora puedes disfrutar a tus hijas.
      ¡Gracias Ale y saludos hasta Monterrey! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Copyright © 2013-2020 Una mamá millennial®