¿Ya me sigues en Facebook? Una mamá millennial
Maternidad

5 cosas que no valorabas antes de ser mamá

Cuando te conviertes en madre descubres un nuevo lado que desconocías sobre ti misma. Descubres que eres capaz de tener un amor inmesurable por otro ser humano y ves la vida con nuevos ojos. Pero también aprendes a valorar muchas otras cosas a las que no les dabas tanta importancia antes de ser mamá.

Te comparto 5 cosas que, seguramente al igual que yo, no valorabas antes de ser mamá.

cosas-que-no-valorabas-antes-de-ser-madre-la-soledad-una-mama-millennial

La soledad

Desde el momento en que concibes a tu bebé dejas de estar sola, aunque hasta que nace es cuando realmente te das cuenta de que el tiempo a solas será algo muy extraño y valioso para ti. Por supuesto que amas estar con tus hijos, pero estar a solas contigo misma es algo que te hace mucho bien. Te ayuda a ordenar tus ideas, meditar, conocerte y sobre todo, descansar. Lujos que una madre en pocas ocasiones puede darse.

cosas-que-no-valorabas-antes-de-ser-madre-el-silencio-una-mama-millennial

El silencio

Cuando nace tu bebé, llora. Y lo hace en grandes cantidades al menos durante los primeros meses. Cuando va creciendo empieza a hablar y decir sus primeras sílabas. Cuando se convierte en toddler, “mamá” es la palabra que más escuchas en el día. Y aunque la voz de tus hijos es el sonido más hermoso que han escuchado tus oídos, a veces disfrutar el sonido del silencio es un placer. Pero cuidado con el repentino silencio de tus hijos, seguro una travesura está en proceso.

cosas-que-no-valorabas-antes-de-ser-madre-el-cafe-te-caliente-una-mama-millennial

El café/té caliente

¡Qué rica es una taza de café recién hecho! ¡O un té calientito cuando tienes mucho frío! ¿Cuándo fue la última vez que tomaste alguno de estos justo después de ser servidos? Probablemente hace mucho tiempo desde que eres madre. Quizás, al igual que yo, ya hasta te acostumbraste a tomarlos fríos o recalentarlos 1, 2, 3 o hasta 4 veces en el microondas. Y aún así probablemente los terminas tomando a temperatura ambiente.

cosas-que-no-valorabas-antes-de-ser-madre-las-duchas-largas-una-mama-millennial

Las duchas largas

Después de ejercitarte, al despertar o antes de dormir es rico disfrutar de una larga ducha. Pero cuando eres madre esas duchas se convierten en una carrera contra el tiempo: antes de que el niño se despierte, antes de que se de cuenta que me metí a bañar, antes de que se aburra de ver Peppa Pig por millonésima vez. En ocasiones he llegado a hacer el plan de ducharme con todo el tiempo del mundo una vez que Little Monster se duerma, pero por lo regular estoy tan cansada al final del día que a veces caigo dormida yo antes que ella.

cosas-que-no-valorabas-antes-de-ser-madre-las-pequeñas-cosas-una-mama-millennial

Las pequeñas cosas

Y bueno, no todo es extrañar algo de lo que antes gozabas en grandes cantidades o cuando se te viniera en gana. Algo que definitivamente no valoraba antes de ser mamá eran las pequeñas cosas y es gracias a mi hija que hoy en día disfruto mucho más de las cosas más simples. La emoción y alegría al ver que traen tu comida. Disfrutar, bailar y cantar con canciones felices. Reírte a carcajadas sin importar si la gente te ve raro. Emocionarte cuando ves una ardilla o un pájaro en el jardín. Asombrarte con los colores y aromas de la naturaleza. El increíble y reconfortante poder de abrazar a quienes amas. Y muchas, muchas pequeñas cosas más.

Dime, ¿qué cosas no valorabas antes de ser mamá? ¡Cuéntame en los comentarios!

Soy Lucy, diseñadora, mexicana y una mamá millennial. Soy madre de una pequeña de tres años de nombre Lucía, a quien cariñosamente llamo Little Monster en el blog. Tomo la maternidad con una taza de té y mucho sentido del humor. Comer, leer, dormir y escribir son mis placeres.

This article has 4 comments

  1. yentoncesmeconvertienmama

    Las largas fichas, totalmente de acuerdo jeje y el levantarme sobre las 9 me parecía madrugar.

  2. La Moleskine de Mamá

    Los domingos desayunar con el periodico y quedarme horas leyendo el suplemento. Hoy no es posible. Y hacer las cosas con mas calma, tomarme mi tiempo. Y tambien salir a la calle sola, pararme donde me da la gana y, sobre todo, poder ir a comprarme ropa y probarme todo, sin prisas. Extraño todo esto!

    • Lucy - Una mamá millennial

      Uff, sí… El ser dueñas de nuestro tiempo es algo de lo que más extraño. Ahora salir de casa es una odisea que requiere preparar las salidas con anticipación y limitarte los lugares a dónde ir. Gracias por comentar, un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Copyright © 2013-2017 Una mamá millennial®