¿Ya me sigues en Instagram? Una mamá millennial
Estilo de vida

Ser mujer en tiempos de Facebook y Whatsapp #LaLadyQuePudeSer

Las redes sociales son maravillosas. Te ayudan a conectar con otras personas, compartir información y hasta pueden hacerte la vida más fácil. ¿Pero qué pasa cuando son utilizadas para dañar a una persona?

En los últimos años se ha puesto de moda utilizar las redes sociales como vehículo para obtener venganza o poner en evidencia a alguien. Pobre de ti que te agarren en un mal día o cuando estés pasando por una situación fuera de lo común. Si alguien te toma una foto o video, estás acabado.

Ahora tenemos que actuar como si fuéramos perfectos para que no nos capturen en una situación comprometedora. No está permitido equivocarse ni tomar malas decisiones. Porque según el gran juez Facebook, si actuaste mal, es porque seguro así eres siempre.

Peor aún si eres mujer. Vivimos desafortunadamente en una sociedad que (aunque intentemos negarlo) aún es muy machista. La doble moral que inunda las redes sociales es impresionante. Todos se sienten con el derecho de opinar sobre la vida de personas que no conocen ni conocerán.

El caso más reciente es el de Emma, mejor conocida en redes sociales como Lady Coralina. No defenderé sus acciones porque desde mi personal punto de vista me parece que tomó una mala decisión sin pensar en las consecuencias.

Por supuesto Emma no es ninguna santa pero tampoco es ninguna puta, como se atrevieron a llamarla muchas personas en redes sociales. Hay mil y un razones por las que pudo haber actuado como lo hizo, pero ninguno de nosotros lo sabemos.

No sabemos porqué se besó con otro sujeto en su despedida de soltera. No sabemos si estaba demasiado tomada o si la presionaron sus amigas. No sabemos si acordó con su prometido que se valía de todo en sus respectivas despedidas. No sabemos NADA de NADA. No la conozco a ella, ni a nadie de los involucrados. Y como no los conozco a ellos, no me atrevo a opinar. ¿Por qué habría de hacerlo?

¿Acaso no hemos aprendido del impacto que pueden tener esta clase de críticas y ataques en las personas? Apenas hace unos días una chica italiana se suicidó porque no pudo vivir más con la burla y el acoso públicos debido a un video sexual que publicó un ex novio de ella y que se hizo viral.

¿Con qué derecho nos atrevemos a juzgar o criticar a los demás? Yo estoy segura que todas y todos, al menos en algún momento de nuestras vidas fuimos una Lady o Lord en potencia.

La Lady que pude ser

En mi caso, tuve mi etapa de parranda antes de casarme y ser madre. Trabajé como promotora de un antro cuando estudiaba la universidad. Era joven y me gustaba salir a divertirme con mis amigos. Más de una vez la fiesta se puso muy buena y hubo situaciones que, de haber sido fotografiadas y sacadas de contexto, seguramente me habrían convertido en una #LadyVodka.

O incluso ahora como madre. A veces tenemos días terribles, en los que no queremos saber nada de nadie, en los que estamos cansadas de todo el trabajo que conlleva ser madres y del desastre que sentimos estamos haciendo con nuestros hijos.

Son ocasiones muy raras, pero me ha pasado que a veces salgo a la calle sin peinar a mi hija o la llevo en pijama porque no dormimos bien o andaba a la carrera y solo iba a un mandado rápido a un par de calles. Alguien ocioso bien podría haberme tomado una foto y acusarme de omisión de cuidados o de madre irresponsable en redes sociales.

O aquella ocasión en la que había tenido una horrible mañana porque me levanté con el pie izquierdo y todo me había salido mal, mi hija venía aullando en el asiento trasero porque quería tomar agua del vasito que ella misma acababa de lanzar al piso y a un tipo se le ocurrió cerrarme el paso casi al borde de un choque por querer dar vuelta a la derecha desde el carril de enmedio y mi reacción fue tocar el claxon y gritarle hasta de lo que se iba a morir. Imagínense, ahora sería #LadyMadreHistérica.

Y solo porque estaba teniendo un mal día.

Aún soy joven, tengo veintitantos y estoy muy lejos de ser perfecta, pero definitivamente mi manera de pensar ha cambiado mucho y trabajo cada día por ser mejor persona y mejor madre. Y una de las cosas que evito es emitir juicios sobre situaciones que no conozco. Yo quiero y exijo respeto, así que me corresponde también darlo.

A esos jueces virtuales les pregunto: ¿y a ustedes quién les dio el derecho de juzgar? Es fácil atacar, opinar y lanzar una serie de comentarios ofensivos cuando se hace desde la comodidad de tu casa a través de una pantalla.

¿Has estado alguna vez en una situación en la que te pudiste haber sido una #Lady? Cuéntame tu historia de #LaLadyQuePudeSer en los comentarios.

Soy Lucy, diseñadora, mexicana y una mamá millennial. Soy madre de una pequeña de tres años de nombre Lucía, a quien cariñosamente llamo Little Monster en el blog. Tomo la maternidad con una taza de té y mucho sentido del humor. Comer, leer, dormir y escribir son mis placeres.

This article has 8 comments

  1. Vania

    Me encanto tu opinión. Estamos en una época muy complicada de vivir, en la que como dices, cualquier persona que no nos conozca está dispuesta a juzgarnos en las redes sociales. Es un tema muy complicado que seguro, poco a poco entre todos, iremos mejorando para que en un futuro el bullying virtual no exista

  2. amareselmotor

    Este es uno de los aspectos negativos de tener un blog o exponerse en redes sociales. Existe muchísima gente malintencionada y muy aburrida que no tiene escrúpulos ninguno para hacer comentarios hirientes o publicar asuntos personales sin consideración. Creo que en casos graves no hay que dejar de denunciar y tomar medidas, porque no podemos consentir que Internet se convierta en un campo donde ofender o dañar sea gratuito. Besos

    • unamamamillennial

      Definitivamente es un riesgo que se corre al compartir parte de nuestras vidas en Internet, tristemente siempre habrá gente queriendo dañar a los demás. El asunto es como dices, no dejar de denunciara para que esta clase de comportamientos sigan avanzando de manera descontrolada. Gracias por comentar, ¡besos!

  3. Fabi Blogger

    Por fortuna, mis locuras fueron todas antes de que hubiera celulares con cámara! Pero en serio, ya hasta parece deporte andar cazando personas en sus peores días. Hoy en día, cualquier tontería grabada con un celular puede ser utilizada para arruinar la vida de alguien. ¡Qué mundo!

  4. Dessiree Martinez

    Todas estamos expuestas a la crítica siempre, en cualquier lugar. El problema se agrava cuando entramos a las redes donde parece que entre el morbo y la falta de valores viralizan a diestra y siniestra perjudicando a quien no pueda defenderse. Abrazos amiga!

  5. Erika Lerma

    Muy buen Post, llegamos a un punto donde si no vas perfecta y con la mejor sonrisa es peligroso salir a la calle. Olvidate de los asaltantes, ahora también tenemos que cuidarnos de cualquier persona con un teléfono en mano. Besos.

  6. Rosa Calderón Herrera

    es que atacar desde las redes sociales es la cosa mas sencilla, al final ¿todos somos perfectos tras un teclado, no? me siento plenamente identificada y es que todos tenemos un pasado o simplemente un momento no muy cuerdo en nuestra vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Copyright © 2013-2020 Una mamá millennial®