¿Ya me sigues en Instagram? Una mamá millennial
InfanciaMaternidad

¿No encuentras algo? Búscalo entre los juguetes de tus hijos

Desde que mi hija, Little Monster, tenía un año y medio, comenzaron a desaparecer “misteriosamente” algunos objetos en casa de mi madre y en la nuestra. Los más comunes han sido el control remoto, las llaves y los celulares. Si tienes hijos pequeños seguro te ha pasado más de alguna vez y podrás coincidir conmigo en que son situaciones a veces cómicas y otras muy estresantes.

Hoy quiero compartirte 3 pequeñas anécdotas en las que mi hija nos puso en aprietos o nos hizo reír mucho por andar de traviesa.

Little Monster y el misterio de las llaves

Mi mamá trabaja en la Ciudad de México, pero viene regularmente los fines de semana y el día que se va a regresar comemos todos juntos en su casa para despedirnos de ella. Mi hija en casa de su abuela tiene otro espacio para ella (o sea, tiene invadida la sala de juguetes) y en Navidad le regalaron una cocinita y una moto para que comenzara a hacer destrozos jugar con cosas más acordes a su edad.

Todo transcurría a la normalidad cuando mi mamá se dio cuenta que no estaban en su bolso las llaves de su departamento en CDMX. Tranquilamente las empezó a buscar y nada. Buscó en la sala, en el comedor, en la cocina, en su cuarto, en el cuarto de mi hermana, en el baño. Bueno, buscó en cada habitación de la casa y nada. Por supuesto que se comenzó a desesperar porque se acercaba la hora para irse al aeropuerto y las llaves seguían sin aparecer.

Por fin, después de lo que parecieron horas todos volteando la casa de cabeza, aparecieron las famosas llaves. Little Monster las había tomado y las había guardado debajo del asiento de su moto.

Alimentos para una emergencia

Los días que vamos de visita a casa de mi mamá, por lo regular entro cargando a Little Monster, así que lo primero que hago es bajarla y ella empieza a gritar “HOLA! HOLA!” y se va a la cocina o al cuarto de mi hermana para saludar a quienes estén en casa. En una ocasión en particular en la que habíamos ido de visita también un día antes, llegamos como de costumbre pero al bajar a mi hija, en lugar de saludar y buscar a su tía o su abuela, se fue corriendo derechito a la sala donde están sus juguetes. Acto seguido, se acerca a la moto, levanta el asiento, saca una galleta de animalito y se la empieza a comer.  ¿Quién dijo que los toddlers no estaban preparados para una emergencia?

¿Quién tiene el control?

En casa no tenemos Smart TV, pero nos la hemos ingeniado para tener Netflix en la televisión de la sala usando una laptop vieja a la que era imposible seguir utilizándola de manera regular porque está a punto de desprendérsele la pantalla. Así que la instalamos en un rincón cerca de la televisión y desde ahí accedemos felices de la vida a Netflix, Popcorn Time, Spotify, YouTube, etcétera. Con la ayuda de un mouse y teclado inalámbricos es un placer hacer noche de películas o maratones en Netflix. Desde luego que Little Monster, al ser una niña traviesa y futura miembro del club de los terribles dos, le gusta agarrar y en ocasiones hasta pelear por el control. Una pregunta que hacemos casi todos los días es “¿Dónde está el control/mouse?”. Y claro, como es de esperarse, ¡aparece siempre entre las cosas de Little Monster! El lugar más reciente y novedoso fue en el asiento del cochecito que le compramos y del que no se quiere bajar ni para dormir.

¿Dónde “guardan” las cosas tus hijos? Cuáles son los lugares más raros en donde las has encontrado? ¡Cuéntame en los comentarios!

Foto: Niños jugando en Shutterstock

Soy Lucy, diseñadora, mexicana y una mamá millennial. Soy madre de una pequeña de tres años de nombre Lucía, a quien cariñosamente llamo Little Monster en el blog. Tomo la maternidad con una taza de té y mucho sentido del humor. Comer, leer, dormir y escribir son mis placeres.

This article has 1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Copyright © 2013-2020 Una mamá millennial®