¿Ya me sigues en Facebook? Una mamá millennial
Estilo de vidaViajes

Zonas “libres de niños” en vuelos, ¿acierto o error?

Recientemente hubo mucho revuelo por una noticia que ya ha sido compartida miles de veces en los principales sitios web de noticias y maternidad estadounidenses: una línea aérea anunció que tendría áreas “child-free” o libres de niños en sus vuelos para mayor comodidad de los pasajeros que viajan solos o sin familia. Como toda noticia que involucra a niños y papás, hubo toda clase de comentarios, tanto negativos como positivos, ¿pero es algo bueno o malo?

Como comentaba en mi cuenta de Twitter hace poco, la semana pasada viajamos por primera vez en avión con Little Monster, después de siempre haber viajado solos y sin niños. Para mí era algo emocionante y aterrador a la vez, pues como madre primeriza tenía cero experiencia en este tipo de situaciones. Desde luego que era algo que me emocionaba mucho porque era el primer viaje de mi hija en avión, pero a la vez tenía muchas preocupaciones: ¿estará cómoda? ¿le darán mareos? ¿sentirá desesperación por ir en un espacio tan pequeño y sin moverse durante 3 horas? ¿hará berrinche?

El viaje de ida fue un poco terrible porque llegó un punto en el que mi hija se desesperó porque no aguantaba el sueño y a medio vuelo comenzó a gritar como si le estuvieran arrancando un brazo, afortunadamente no fueron más de 5 minutos y logré que se durmiera el resto del vuelo, todo esto hablándole con amor, abrazándola y con mucha, pero muchísima paciencia. Me funcionaron mucho varios tips que me compartieron algunas mamás seguidoras de la fan page del blog y que les compartiré en un próximo post.

Volviendo al tema de las zonas libres de niños en vuelos, esto es algo que se comenzó a hacer principalmente en aerolíneas asiáticas como Malaysia Airlines y AirAsiaX, pero la noticia que causo todo el revuelo recientemente fue la aerolínea India IndiGo, en la que anunció que prohibe ahora la presencia de niños menores de 12 años en lo que ellos llaman “Quiet zones” o “zonas silenciosas” y que consistirán en 8 filas de asientos en todos sus vuelos reservados para personas que estén viajando por negocios y que deseen utilizar ese tiempo tranquilo del vuelo para trabajar.

Por supuesto que en cuanto se supo de la noticia, las opiniones de todo el mundo no se hicieron esperar, desde empresarios y viajeros sin hijos felices de la vida por la nueva noticia, hasta mamás y papás muy molestos porque consideran que es discriminación hacia sus hijos. Si bien es cierto, hemos visto que últimamente hay cada vez menos tolerancia para los niños, leemos en redes sociales a personas sin hijos quejarse de tener que escuchar los berrinches de un niño en un restaurante y hasta exigiendo que no los lleven a ciertos lugares pues “les molestan”.

En lo que a mí respecta, tengo opiniones encontradas sobre este asunto. Por una parte, pensando en los viajes que tuve antes de convertirme en madre, debo aceptar que sí es algo molesto o incómodo viajar en avión y tener al lado o detrás tuyo a un niño llorando a todo pulmón, de por sí un avión no es el lugar más cómodo porque son muy pequeños y estamos todos amontonados en los asientos, sumarle el concierto de un bebé o niño hace la experiencia incluso menos placentera. Y seamos honestas, incluso siendo mamás a los únicos niños con los que somos 100% tolerantes son nuestros hijos, porque por más querido que sea un hijo ajeno, si empieza a hacer berrinche o portarse mal llega un punto en el que no estamos cómodas, se nos acaba la paciencia y mejor lo queremos lejos.

Pero por otro lado, como madre sí me siento ofendida, pero no por el hecho de la creación de estas zonas, sino por la manera en que la marca está manejando todo. ¿No era mejor haber dicho que ahora tendrían “áreas familiares exclusivas para papás que viajen con hijos pequeños”? El término “child-free” o “libre de niños” me resulta muy, pero muy ofensivo, porque me parece que promueve el odio o falta de tolerancia hacia los niños.

Si bien es cierto que otras personas no tienen porque soportar a un hijo ajeno que se esté portando mal, somos adultos. Un adulto sí sabe lo que siente y cómo se debe actuar, un niño apenas está aprendiendo a hacerlo. Seamos empáticos y comprendamos que los niños son personitas en constante aprendizaje, que muchas veces no logran definir lo que sienten y su única manera de expresarlo es el llanto.

Un consejo final para las empresas: ¿quieren tener a todos felices? Apuesten por los entornos amigables para las familias. Las familias se sentirán escuchadas y las personas sin hijos sabrán evitarlo si así lo desean. Siempre es mejor expresarse a favor de algo y no en contra de. No es lo mismo decir: “zona libre de niños” a decir “zona para familias”. Cuidado con estos pequeños detalles de marketing que se pueden convertir en un gran acierto o error de su empresa.

¿Qué opinas tú de esta nueva opción en vuelos asiáticos?

Soy Lucy, diseñadora, mexicana y una mamá millennial. Soy madre de una pequeña de tres años de nombre Lucía, a quien cariñosamente llamo Little Monster en el blog. Tomo la maternidad con una taza de té y mucho sentido del humor. Comer, leer, dormir y escribir son mis placeres.

This article has 4 comments

  1. Daniela Jasso

    Hay una aerolínea con la que me gusta viajar que siempre busca que todos los niños estén en un área del avión. Realmente no se necesita de una campaña para eso, sino de sentido común y empatía. Viajar con niños siempre es complicado.

    • unamamamillennial

      ¡Hola Daniela! Así como dices, es simple sentido común y empatía, me parece buena la iniciativa de esa aerolínea, que así sin hacer campañas mal planeadas hacen que las cosas funcionen un poquito mejor.
      ¡Saludos!

  2. Soy mamá Ena

    Me encanto tu post, no habia tenido la oportunidad de sentarme a leerlo pero ya, aquí estamos :). Estoy como tu, tengo opiniones y sentimientos encontrados, pero definitivamente me inclino en como estan manejando el asunto para este nuevo espacio, los niños no son objetos o vicios (y a vicios me refiero al área de fumadores y demás) que puedes manejar como sea sin ofender a nadie. En lo personal me enoja un poco el tema pues pienso que por eso y muchas razons más las personas son menos tolerantes, pero bueno, creo que pudieron haber echo un mejor manejo del marketing para beneficiar a ambas partes.

    ¡Que buen post amiga! Saludos a little monster.

    • unamamamillennial

      ¡Hola Ena! Sí, estuvo terriblemente mal manejado todo, pero como dirían unas seguidoras de la fan page: así están lejos de nosotros y nuestros hijos no reciben malas caras de nadie. Muchas gracias por tu comentario, ¡un abrazo amiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Copyright © 2013-2017 Una mamá millennial®