Visita mi otro blog de libros y ocio para adultos ➡ Lucy Bloguera
Hasta qué edad se usa el asiento del coche para niños
Infancia

¿Hasta que edad se debe usar el asiento del coche para niños?

Como sabemos, la silla o asiento del coche es un dispositivo que debemos utilizar para garantizar la seguridad de nuestros hijos al trasladarnos. Aunque la bibliografía es clara sobre los riesgos que no usarlo representan, hay cierta dudas frecuentes sobre su uso.

Una de ellas está relacionada con el tiempo que debe usarse, pues muchos padres no están seguros de la edad en la que deben usarlos sus hijos, retirándolos antes de tiempo. Trataré de explicar de manera clara hasta qué edad es recomendable que los niños viajen en este tipo de dispositivos.

La silla para el coche no es solo para los bebés

Antes de pasar a explicar lo de la edad, quiero aclarar un mito que frecuentemente encontramos cuando hablamos de los asientos para el coche: que son solo para bebés. Nada podría estar más alejado de la realidad.

Como ya lo expliqué en mis posts sobre cómo elegir la silla para el coche y cuándo voltear el asiento de los niños hacia enfrente, los huesos de los niños pequeños siguen desarrollándose en sus primeros años de vida, por lo que no llevar la protección adecuada podría dejarles consecuencias de por vida en caso de accidente.

Por otro lado, habremos de recordar que cada coche está diseñado bajo ciertos estándares de seguridad, que buscan asegurar que todo pasajero viaje seguro. Uno de los principales elementos que se encarga de esto son los cinturones de seguridad. Podemos asumir que a todos los adultos nos ajustan bien, pero cuando se trata de niños la cosa cambia.

En el caso de ellos, los cinturones de seguridad no quedan a la altura necesaria para que cumplan su función (en el hombro), haciendo que muchos padres cometan el error de pasar la parte superior de los cinturones de tres puntos detrás de la espalda de los niños. Del mismo modo, en los cinturones de dos puntos, que suelen estar colocados en la plaza del medio de los coches, el ajuste no suele ser suficiente para proteger a los niños.

¿Hasta que edad se usa el asiento del coche para niños?

Más que hablar de una edad específica, estaríamos hablando de peso y estatura. Recordemos que cada niño se desarrolla de forma diferente y es común encontrar niños de estaturas muy distintas a pesar de tener la misma edad. Por ello, cuando hablamos del tiempo mínimo en el que deben viajar en su silla, nos enfocamos principalmente en la estatura y es precisamente por lo que comentábamos en el punto anterior sobre los cinturines de seguridad.

Después de “graduarse” de los asientos para bebé y las sillas convertibles, algo que sucede alrededor de los cuatro o cinco años, los niños pasarán a usar un alzador o booster con respaldo, que continuará protegiéndoles y cuya función hace alusión a su nombre: elevar a los niños para que puedan usar los cinturones del coche apropiadamente.

Este tipo de asientos, deberá utilizarse hasta que el niño mida la altura mínima recomendada: 1.44 centímetros, de acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, aunque la Asociación Española de Pediatría recomienda hacerlo hasta que midan por lo menos 1.50 centímetros. A partir de entonces, se considera que puede comenzar a viajar en coche sin la necesidad de una silla infantil.

‘Pero ya está grande…’

Como comentamos, la edad en la que los niños lleguen a esta estatura puede variar, dependiendo principalmente de su genética: algunos llegarán a ella con 9 años, mientras que otros niños lo harán hasta los 12.

Es posible que si tu hijo es del último grupo llegues a recibir algun comentario no solicitado, mencionando que “ya es mayor” para seguir viajando en una silla para el coche, pero debes ignorarlos y recordar que la seguridad de tu hijo es primero. Viajar en la silla adecuada para su edad y estatura, ayuda a prevenir lesiones de cabeza, columna y abdominales.

Soy Lucy, diseñadora, editora y mamá millennial. Amo escribir y compartir reflexiones, experiencias y consejos que puedan ayudar a otras mamás. Creo que la maternidad debe tomarse con una taza de café, mucho sentido del humor y un toque de amor propio. Me apasiona hablar de autocuidado, ocio familiar, libros y salud mental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.