¿Ya me sigues en Instagram? Una mamá millennial
La tecnología en la crianza
Estilo de vida

La tecnología en la crianza: ¿aliada o enemiga?

El uso de la tecnología en la crianza de los hijos es uno de los temas que más polémica y debate ha tenido en la última década. Como sabes, las mamás millennials (y padres también, claro) somos la primera generación que está teniendo hijos en una época donde la tecnología está presente casi desde su nacimiento.

Por eso, hoy me gustaría abordar desde mi experiencia y conocimiento un tema que a muchas familias en ocasiones les preocupa, en especial si como yo, son de esas que siempre están informadas y con frecuencia leen noticias o estudios relacionados con estos temas. ¿Es la tecnología una aliada o una enemiga?

La tecnología en la crianza de los hijos

Cuando digo “la tecnología en la crianza” me refiero a todos los aspectos en los que estos dos términos se encuentran: tanto en el uso personal que le damos desde nuestro rol de padres y madres, hasta el uso que le dan nuestros hijos.

No soy de esas mamás que están completamente en contra de la tecnología, pues no la considero como algo enteramente negativo ni creo que sean aparatos para empobrecer la mente. Pero tampoco estoy a favor de que los niños pasen horas viendo una pantalla o que se le use como si fuese una niñera.

Creo que en términos generales, podríamos decir que me encuentro en un punto medio, donde considero que la tecnología, llámese televisión, tablet o smartphone, pueden ser una aliada siempre y cuando se use con medida y adecuadamente.

Mucho se ha dicho y estudiado sobre los efectos de las pantallas en los niños. Hay estudios que han encontrado que su uso antes de los dos años puede retrasar el desarrollo del habla y en edades preescolares, entorpecer su capacidad de atención y afectar su comportamiento. Desde mi experiencia como editora de maternidad, es algo que tiene mucho sentido.

Pero por otro lado, también hay estudios que nos indican que la tecnología es una herramienta maravillosa. No solamente ésta puede ser divertida y educativa, sino que también puede tener beneficios para los niños, como mejorar su desarrollo cognitivo.

Qué hacemos los padres con ella

En un mundo ideal quizás lo mejor para los niños sería desarrollarse en un ambiente libre de pantallas, pero la realidad es que el estilo de vida va evolucionando y tarde o temprano se encontrarán con ellas.

Y entonces, ¿qué hacemos los padres?

La respuesta es sencilla: darles un uso medido y responsable, que desde mi muy personal punto de vista, debe nacer del sentido común. En nuestra casa, por ejemplo, mi hija no cuenta con una tablet para su uso personal, algo que veo que sí sucede en muchas familias y que muchas veces trae como consecuencia una falta de límites sobre el uso de estos dispositivos.

Usemos la tecnología con horarios y con contenido de calidad, buscando siempre tener contenidos positivos, educativos o que aporten algún beneficio a nuestros hijos. Y claro, no caigamos en el error de utilizarla como niñera o para mantener entretenidos a los niños.

Soy Lucy, diseñadora, editora y mamá millennial. Amo escribir y compartir reflexiones, experiencias y consejos que puedan ayudar a otras mamás. Creo que la maternidad debe tomarse con una taza de café, mucho sentido del humor y un toque de amor propio. Me apasiona hablar de autocuidado, ocio familiar, libros y salud mental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.