¿Ya me sigues en Instagram? Una mamá millennial
Maternidad

Para la mamá nerviosa por otro ciclo escolar en pandemia

En tan solo cuestión de días iniciaremos otro ciclo escolar en pandemia. Cuando todo esto comenzó hace casi un año y medio se decía que serían solo dos semanas sin clases para los niños. Pero el virus llegó para quedarse y hasta ahora no ha sido realmente controlado, al menos no lo suficiente para retomar nuestras vidas y rutinas prepandémicas.

Como mamá he encontrado que es algo que no solamente resulta frustrante para todos, sino que es una situación que nos pone ansiosas, nerviosas y preocupadas, porque hay decenas de preguntas que nos hacemos acerca de cómo impactará todo esto a nuestros hijos.

Pero mis años hablando de maternidad y salud infantil, los libros que he leído, los estudios que he analizado y revisado cientos de veces, me recuerdan una y otra vez que para que nuestros hijos estén bien, nosotros debemos estarlo y así, intentar transmitirle calma.

Otro ciclo escolar en pandemia

Te entiendo muy bien. Yo también me siento insegura y ansiosa por otro ciclo escolar en pandemia. Pero ese lado optimista en mí observa esa frase desde otro ángulo y me dice: tranquila, es OTRO ciclo escolar en pandemia. Es decir, ya tenemos algo de experiencia en este tema. No estamos entrando con ojos cerrados como la vez anterior y creo que de alguna manera estamos más conscientes de otras cosas que no notamos antes.

Por ejemplo, si antes la única prioridad era la salud física, entendimos que también la salud mental de nuestros pequeño es algo sumamente importante. Personalmente, todos esos estudios que dicen que los trastornos de salud mental en niños y adolescentes se han disparado durante la pandemia me han hecho ponerme más alerta. Por eso, más que ver al mundo o leer malas noticias que nos hagan sentir agobiadas, debemos voltear nuestros ojos al interior de nuestra casa y poner como prioridad el tema de la salud mental y emocional dentro de ella.

Sé que quizás este no es el más grande de los consuelos, pero la realidad es que no podemos hacer mucho más por remediar la situación, así que debemos ocuparnos por lo que sí está en nuestras manos. Y ante este escenario, seguir trabajando dos herramientas emocionales esenciales: la paciencia y la resiliencia.

Toma lo mejor de tu experiencia

Además de ser pacientes y hacer lo posible por aceptar y entender la situación, hagamos esto: echemos un vistazo atrás, analicemos este último año y tomemos de él lo que pueda servirnos para el ciclo que iniciará en los próximos días.

Por ejemplo, independientemente de que retomen clases presenciales o continúen de forma virtual, en mi caso aprendí que aunque es importante que los niños continúen sus estudios, es más importante cuidar su bienestar emocional.

Este año, por ejemplo, seré más flexible en cuanto a los deberes y trabajos escolares de mi hija. Al principio del ciclo escolar pasado me preocupaba que se perdiera alguna clase o se retrasara. Y aunque no la presionaba ni obligaba, sí me estresaba y le decía una y otra vez la importancia de no perderse las clases.

Pero después entendí que no pasa nada si un día (o los que necesite) no entra a clase: ellos también se sienten presionados por la pandemia y así como siempre les digo que se den un tiempo para ustedes como mamás, ellos también necesitan espacios y momentos para descansar.

Otra cosa que aprendí, es que aunque es verdad que no siempre es sencillo -especialmente cuando ambos padres trabajan-, debemos hacer lo posible posible por tener actividades positivas en familia, que nos ayuden a salir de la rutina pero principalmente que ayuden a nuestros hijos a sentirse felices. El mundo exterior ya es demasiado estresante como para además dejar entrar ese estrés a casa. Así que habremos de buscar formas de dejarlo salir.

Jueguen juntos, hagan tarde de películas, tengan una mañana de manualidades y arte, lean juntos, ríanse, hablen de sus emociones, de lo que sienten. Ahora más que nunca es importante conectar con nuestros hijos, para que además de fortalecer el vínculo con ellos, abramos esos espacios de diálogo en los que podamos detectar si hay algún problema.

Desde luego, algo que también debemos tener presente es no olvidarnos de nosotras. Sé que es difícil, que no siempre hay tiempo y que hay otras muchas cosas en las cuales pensar a causa de la pandemia. Pero tus hijos te necesitan bien, y uno de los mejores regalos que puedes hacerles es cuidarte y ver por ti.

Elige lo mejor para ustedes

Por último, recuerda trata de no dejarte influenciar mucho por lo que veas en redes sociales. Es bueno pedir opiniones y buscar consejos, pero no dejes que éstos te sobrepasen y te hagan dudar. Elige lo que sea mejor para ti y tu familia, sin importar lo que puedan decir o pensar otros, pero siempre cuidándose.

No es fácil ni tranquilizante al cien por ciento iniciar otro ciclo en pandemia. Sea virtual o presencial, siempre habrá algo que nos preocupe. Pero tomemos lo que sí está en nuestras manos y depende de nosotros: aprendamos de la experiencia y tomemos lo que nos ha servido, dejemos lo que no, y continuemos mejorando juntos.

Soy Lucy, diseñadora, editora y mamá millennial. Amo escribir y compartir reflexiones, experiencias y consejos que puedan ayudar a otras mamás. Creo que la maternidad debe tomarse con una taza de café, mucho sentido del humor y un toque de amor propio. Me apasiona hablar de autocuidado, ocio familiar, libros y salud mental

This article has 2 comments

  1. Taisa

    Yo la verdad desde que empezó la pandemia he pensado que no es momento de andarse estresando de lo que hagan o dejan de hacer ni me apetece obligarme a hacer cosas cuando no me apetecen… Así que igual estoy siendo algo más dejada, y me he centrado para variar más en dedicarme algo de tiempo a mí. Cuando todo esto pase, pues veremos. Gracias por los consejos, siempre viene bien.

    • Lucy Ortega

      ¡Hola Taisa! Pienso igual que tú. En este año y medio de pandemia he tomado mis decisiones, a pesar de encontrarme con opiniones distintas a la mía, y las he respetado y defendido porque siento que cada madre estamos haciendo las cosas lo mejor que podemos con las habilidades y capacidades que tenemos, y cada familia es libre de elegir lo que sea mejor para ellos. Igual he tratado de darme más tiempo para mí, porque esto ha sido muy duro emocionalmente y también nosotras necesitamos estar bien. Gracias por leer, un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.