¿Ya me sigues en Instagram? Una mamá millennial
Tiempo para mamá

¿Cómo debe vestirse una madre?

Hace unas semanas alguien me dijo “¿Por qué andas enseñando pierna? Ya eres mamá”. Como sabía que solo lo decía a modo de broma, me reí. Pero también me dejó pensando mucho, porque esa persona me lo dijo jugando, pero hay quienes lo dicen en serio y que incluso juzgan la seriedad o la capacidad de maternar de algunas mujeres basándose solamente en su apariencia.

Les voy a decir algo. Lo que llevamos puesto (o no) no define la clase de persona que somos ni la capacidad que tenemos para hacer tal o cual cosa.

En lo personal, la mayoría de mi vida he sido de llevar pantalones y guardar los vestidos para ocasiones especiales o donde tuviera que usarlos porque la situación así lo requería. Y no sé, me voy a escuchar un poco vieja al decir esto, pero creo que finalmente he llegado a la edad en la que me vale todo y estoy enfocada en aprovechar y disfrutar todas las oportunidades que me dé la vida. Eso incluye el sentirme bien conmigo misma y con lo que uso.

Esto no quiere decir que voy a andar por la vida como me pegue la gana sin pensar en nada más, sino que simplemente hoy me atrevo a hacer muchas cosas que mi yo adolescente e insegura no haría.

Me costó mucho trabajo aceptar mi cuerpo después de convertirme en mamá. Me sentía tan, pero tan horrible. No quiero ni decirles todo lo que pensaba cuando por accidente me llegaba a ver en un espejo. La maternidad cambia mucho más que tu ritmo de vida. Saca a relucir todas tus inseguridades, miedos y complejos.

Pero finalmente hoy, cuatro años después de haberme convertido en mamá, me siento total y completamente cómoda con mi cuerpo. Sé que no tengo cuerpo de modelo de revista (y jamás lo tendré), que mis estrías y celulitis son parte de mí. ¿Pero saben algo? Nunca en mi vida me había sentido tan segura, atractiva y me atrevo a decir, tan sensual, como ahora.

Así que sí. Me voy a poner todos esos vestidos y shorts y voy a enseñar toda la pierna que se me dé la gana. Porque por mucho tiempo me oculté detrás de pantalones y camisetas holgadas. Quiero disfrutar y verme bonita con cierto tipo de ropa los pocos años que me quedan de juventud.

Me gustan mis piernas y las voy a enseñar, porque quiero y porque puedo. Sin que ello defina la mujer y madre que soy. Y las invito a que hagan lo mismo. Abrazo a todas, ámense y siéntanse las más hermosas de este mundo.

Foto de stock Madre e hija de HTeam/Shutterstock

Soy Lucy, diseñadora, mexicana y una mamá millennial. Soy madre de una pequeña de tres años de nombre Lucía, a quien cariñosamente llamo Little Monster en el blog. Tomo la maternidad con una taza de té y mucho sentido del humor. Comer, leer, dormir y escribir son mis placeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Copyright © 2013-2020 Una mamá millennial®