¿Ya me sigues en Instagram? Una mamá millennial
Reflexiones de mis primeros cinco años como mamá
Maternidad

Reflexiones de mis primeros 5 años como mamá

Hace cinco años, me convertí en mamá. Y es lo máximo. He aprendido tantas cosas y he hecho otras tantas que jamás creí hacer. Por eso, hoy quiero compartirte algunos de los aprendizajes y reflexiones de mis primeros cinco años como mamá.⠀

✨ El tiempo vuela. Sí, todo el mundo lo dice y no es ninguna novedad. Pero hasta que tienes hijos te das cuenta de eso. Un día son un recién nacido que llora inconsolablemente y no sabes por qué, y al otro son ellos quienes te consuelan con un abrazo cuando tienes un mal día.⠀
✨ Esperamos ser nosotros quienes mostraremos a los niños todo lo que deben saber, sin embargo son ellos quienes nos enseñan a nosotros el verdadero sentido de la vida.⠀
✨ Cada momento retador y confuso de la maternidad es solo pasajero y eventualmente te das cuenta que son muchísimos más los momentos felices que los momentos difíciles.⠀
✨ Está bien reconocer tus errores y pedir perdón a tus hijos.⠀
✨ Si quieres mejorar tu estado de ánimo, habla con un niño. Ellos siempre tienen las mejores soluciones a todos los problemas y la mejor manera de ayudarte a ver la vida de forma positiva.⠀
✨ Escucha a todos, pero elige lo que es mejor para ti y tu familia. Te llenarán de consejos (en su mayoría bien intencionados) y eso puede ser agobiante. Valora todo lo que te digan, pero no te sientas obligada a cumplirlo.⠀
✨ Nunca te compares con otra mamá. Cada familia es un mundo y todas hacemos lo mejor que podemos y lo que es necesario para nuestra familia.⠀
✨ Al final, todo fluye, y esos miedos que te inundan al inicio de la maternidad, se van transformando en aprendizajes para toda la vida.⠀
✨ Las cosas no siempre van a resultar como tú lo esperas, especialmente cuando hay niños pequeños involucrados. Aprende a relajarte y disfrutarlas tal cual como son.⠀
✨ Y por último: recuerda que antes de ser mamá eras una persona, y esa persona importa. Dedicar tiempo para ti no es egoísta y las necesidades de cada mamá son únicas y distintas. Para ti el tiempo para mamá puede ser leer o ejercitarte. Para otra mamá puede ser comprarse una rebanada de pastel (o dos, why not) y comerlo a solas mientras mira tele barata.⠀

Podría decir mucho más, pero creo que en esto se resume mucho de lo que he aprendido y vivido como mamá.

Ser mamá es una chinga pero también es lo más bonito que me ha pasado. Es un crecimiento maravilloso que te va llevando por caminos que nunca pensaste recorrer.⠀

Estos cinco años han pasado volando y en ellos he conocido el amor más grande y puro que existe. No puedo creer que alguna vez estuvo tan pequeñita como para estar dentro de mí. Seamos felices, no perfectas, y disfrutemos lo maravilloso (y no tan maravilloso) de ser madre.

Soy Lucy, diseñadora, editora y mamá millennial. Amo escribir y compartir reflexiones, experiencias y consejos que puedan ayudar a otras mamás. Creo que la maternidad debe tomarse con una taza de café, mucho sentido del humor y un toque de amor propio. Me apasiona hablar de autocuidado, ocio familiar, libros y salud mental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.