¿Ya me sigues en Instagram? Una mamá millennial
Maternidad

Entrevista a una doula

¿Sabes qué es una doula? Si eres madre seguro habrás escuchado o leído este término en algún sitio y blog de maternidad. ¿Pero conoces realmente su trabajo y lo que hacen por las madres?

A mí personalmente me daba mucha curiosidad, había leído solo algunos artículos donde las mencionaban pero no se hablaba con detalle o a fondo acerca de su trabajo. Así que me decidí a entrevistar a una amiga que es doula para que ella misma nos cuente del maravilloso trabajo que realizan como apoyo y acompañamiento para las madres.

Entrevisté a Vania Hernandez, doula certificada por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que además se encuentra estudiando Educación Perinatal por Lamaze International. Tiene preparación en urgencias obstétricas, postparto, uso del rebozo y parto en agua. También es mamá bloguera.

¿Quién es y en qué consiste el trabajo de una doula?

La palabra doula viene del griego y significa mujer que acompaña o que sirve. El papel de la doula es una persona que se dedica a estar contigo en todo el proceso del embarazo, parto y post parto. Su rol principal es que  te pueda apoyar con información y métodos para vivir de un modo más humanizado y de mejor manera el parto, y que éste sea menos invasivo, traumático y lo puedas vivir de un modo más feliz, siempre empoderándote a tomar tus decisiones de manera informada.

doula-1

Crédito: Bjorna Hoen Photography

¿Qué te motivó a ser doula?

Cuando yo me embaracé  no sabía nada de esto, en mi cabeza ser madre era tener cesárea y dar fórmula porque asi lo vi y en general mucha gente lo vive así y es como lo vemos en la mayoría de las películas. Cuando nació la bebe de mi concuña nos contó su parto, que fue agresivo e invasivo y por esto ella sufrió mucho. Yo le dije a mi esposo que no queria sufrir mucho, así que empecé a buscar cómo poder vivir mi parto de modo diferente. Durante esa búsqueda me encontré con unos cursos profilácticos y terminé enamorada de la profesión de la educadora perinatal, fue ahí que descubrí a las doulas y educadoras perinatales.

¿Cuál es la diferencia entre una doula y una educadora perinatal?

Una doula solo te acompaña en el parto, mientras que una educadota perinatal sí te puede dar información de carácter médico ya que conoce toda la fisionomía del cuerpo, el proceso de embarazo y parto, conoce las posiciones del bebé, cómo mejorarlas, además te puede dar opciones sobre lo que puedes hacer para mejorar el parto. La mayor diferencia es que las educadoras perinatales están capacitadas para dar cursos o clases a las embarazadas. Una educadora perinatal puede acompañar tu parto, pero una doula no está preparada para dar clases. Requiere de una preparación de 2 o 3 años y existen varias certificaciones mundiales para ser educadora perinatal, pero la más conocida es Lamaze, que si no la tienes en algunos países no te aceptan en los hospitales.

¿Qué diferencias hay entre una doula y una partera?

La diferencia es que la partera es la persona que se encarga de que tu bebe nazca, y una doula jamás se va a meter a recibir, a menos que sea una emergencia como que no llegue el doctor y el bebé esté a punto de nacer. La partera está completamente preparada para recibir a un bebé, hacer operaciones, detener hemorragias y todo lo que ocurra en el trabajo de parto, su trabajo es procurar la vida de la mamá y el bebé. La doula únicamente acompaña y apoya emocionalmente pero sin meterse en la parte médica, mientras que la partera sustituye completamente al ginecólogo. Es una profesión que requiere preparación mucho más larga que una educadora perinatal.

¿Existe alguna clase de título o certificacion para ejercer como doula? Si es así, ¿dónde y cómo lo obtienen?

Sí existen, hay muchos lugares donde se pueden certificar como doula. La más conocida es DONA International, una asociación que se encuentra en 50 países, fundada por Penny Simkin, que es conocida como la mamá de todas las doulas porque ella fue de las primeras. En México están comenzando a certificarte por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y también en DONA International. Para certificarte los procesos son similares en todos los lugares, en algunos debes leer mucha literatura y evidencia científica, hacer talleres en línea o presenciales, y al final haces un examen para poder obtener un certificado. Cada certificación tiene su objetivo y su esencia, y de acuerdo a eso te piden ciertos conocimientos.

Crédito: Bonnie Hussey

Crédito: Bonnie Hussey

¿Qué incluyen los servicios de una doula?

Varía mucho dependiendo de cada doula. Te pueden ofrecer acompañamiento perinatal (durante el embarazo) e información fundamental, te ayudan con ejercicios y son tu apoyo, te empoderan para que puedas decidir cómo quieres hacer y vivir tu embarazo y parto.

Otro es en el parto, que es el acompañamiento desde que empiezas con tu trabajo de parto y te dan medidas de confort, se puede usar un rebozo para acomodar al bebé o para dar masajes, usan técnicas de aromaterapia, flores de bach, ejercicios y demás técnicas para disminuir el dolor y favorecer al parto. También hay muchas posiciones para mover tu cuerpo y ayudar a manejar mejor el parto y así favorecer a que el bebé encaje, baje y nazca.

Te apoyan a que si tu pareja está contigo, no sea él la única persona que te contiene, pues ellas están mejor preparadas y tienen esa conexión con la mujer. Ayudan a que el hombre no esté tan cargado de todo y él también pueda disfrutarlo y ser parte del parto. Durante el parto te pueden apoyar si tienes algún tipo de duelo, en caso de perder al bebé o si no puedes tener un parto vaginal, la doula es un apoyo y contención para acompañarte en esos momentos.

Apoyan también en el establecimiento de la lactancia inmediata y el apego piel a piel. En el parto las doulas no pueden decirte que hacer o no, solo están ahí para apoyarte y empoderarte a que tomes tus propias decisiones.

“El fin de una doula es hacer los partos más humanizados y esto se logra haciendo que la mujer tome sus propias decisiones.”

En el post parto te ayudan con cuidados para la recuperación, atención y detección de depresión, ansiedad postparto y baby blues, que es un momento que se da durante el primer mes de tu bebé y en el que experimentas una leve tristeza. Dan apoyo en casa, contención emocional y cuidados básicos del recién nacido para bañarlo, cambiarle el pañal o notar anormalidades, así como un poco de apoyo a la lactancia. Hay doulas que apoyan con porteo ergonómico ayudándote con asesoría básica e incluso asesora de lactancia, dependiendo de la formación de cada una.

También hay doulas que se dedican a hacer medicina placentaria, es decir, trabajan la placenta y con ella realizan impresiones de placenta, cápsulas, tinturas, shampoos, cremas, etc. Además de darte pedacitos de la placenta para que la puedas comer. Hay doulas que ofrecen baños y cierres postparto. El cierre postparto es un masaje con un rebozo para que la cadera y el útero se cierren, es un ritual muy tradicional y de creencias personales, en él se busca cerrar todo el proceso del embarazo, así que sirve para parto vaginal o cesárea con cuerpo y mente. El baño postparto es un baño caliente en una tina con hierbas medicinales que ayuda a que se recupere el cuerpo y sanes heridas del parto y postparto.

beneficios-de-tener-una-doula-una-mama-millennial

¿Cómo han sido tus primeras experiencias como doula?

Actualmente estoy haciendo prácticas en un hospital con personas que no asistieron a cursos de preparación al parto. Ha sido complicado pero a la vez muy retador, porque tienes la oportunidad de empoderarlas y devolverles su capacidad de parir. Esta profesión es difícil porque revives momentos de tu parto y a veces quieres ayudar más de lo que puedes. El trabajo de doula es muy personal y de introspección porque no eres la que estás pariendo y debes quedarte solamente en tu papel de acompañante.

Me doy cuenta que es algo que realmente me apasiona y algo que nunca dejas de aprender. Por ejemplo, en Inglaterra se utiliza un gas que es una combinación de óxido nitroso con oxígeno para evitar el dolor, es un método nuevo que sirve para disminuirlo y evitar el uso de la epidural. Así poco a poco van llegando métodos a México que podemos utilizar. Es emocionante poder realizar métodos de confort y continuar conociendo más para apoyar y empoderar a las mujeres en su parto.

En nuestro país no es muy común escuchar o leer sobre las doulas, ¿cómo ves tú el panorama actual? ¿Hay doulas en los hospitales y clínicas públicas o privadas?

Hay doulas que también hacen voluntariado, en la certificación que hice por la STPS te piden que tú hagas un voluntariado o un intercambio, ya que todas las mujeres tienen derecho de vivir un parto digno, humanizado y acompañado. Cada vez se va haciendo un poco más amplio el mundo de las doulas, el problema es que en no muchos hospitales públicos te permiten ingresar con una. Hay doulas que tienen convenio con hospitales en los que cubren algunas horas y acompañan a las mamás que estan ahí, y si bien no están en todo el proceso de trabajo de parto al menos están unas horas para acompañarlas. Hoy en día hay muchas enfermeras que se están certificando como doulas para poder apoyar ahí mismo y puedan ayudar también con esa parte.

Afortunadamente cada vez se escucha más sobre esto y hay más doulas cada día. Como mamá, es importante hacer una entrevista con la doula que quieres contratar y conocer sus certificaciones, experiencia y conocimientos, ya que lamentablemente hay muchas doulas que no están preparadas y hay que elegir de manera informada. Esperemos que más hospitales públicos tengan mas doulas y que cada vez haya más mujeres que empoderen a otras mujeres a tener un parto humanizado y respetado.


Puedes conocer más sobre el trabajo de Vania así como leer sus consejos y tips de maternidad, crianza, embarazo, lactancia y mucho más en su blog MommyLife.mx

Imagen destacada: Senado Federal Fotos produzidas pelo Senado via photopin (license)

Soy Lucy, diseñadora, mexicana y una mamá millennial. Soy madre de una pequeña de tres años de nombre Lucía, a quien cariñosamente llamo Little Monster en el blog. Tomo la maternidad con una taza de té y mucho sentido del humor. Comer, leer, dormir y escribir son mis placeres.

This article has 7 comments

  1. Claudia Cuevas

    Definitivamente me hubiera gustado MUCHO poder tener una doula en mis partos, la historia hubiera sido muy diferente, más respeto definitivo. Si me llegara a animar con el tercero, ya sé con quién acudir 🙂
    Me gustó mucho el post Lucy, felicidades a ambas por la mancuerna.

  2. Roxy González

    El trabajo de las doulas me parece maravilloso y me encanta que en nuestro país poco a poco se vaya reconociendo.

    Fue una grata sorpresa saber que existe la certificación por parte de la STPS. Me parece un paso importante en el reconocimiento a la labor de las doulas.

  3. Faty ~ Mama tiene sueño blog

    Me ha encantado la publicación y la entrevista, yo me vine a enterar de las doulas después que tuve a mi segundo hijo hace casi 4 años, ahora que tuve a mi tercer bebe me hubiera encantado haber tenido ese apoyo de una doula, pero mi economía no me lo permitió, aunque mi madre y mi marido fueron de mucho apoyo, espero que si me animo y si Dios lo permite tengo un 4 hijo, pueda contar con una. Se me hace agradable que parte de la certificación pida un acompañamiento voluntario, como dice en la publicación todas las mujeres nos merecemos un parto digno.

  4. Brenda Cisneros

    Solo había oído hablar de las Doulas, pero no sabía exactamente que era, ni los beneficios que brindaban; me hubiera gustado saber más de eso en mis tres embarazos, pero en ese entonces ni siquiera las había oido mencionar.

  5. Erika Lerma

    Creo que una doula es lo que toda mujer necesita como en sus partos para sentirse más empoderada. Normalmente la compañía del papá es maravillosa pero está muriendo de nervios igual que la que está pariendo.

    Si tengo un segundo hijo me encantaria poder ser acompañada por una doula. Besos.

  6. Dessy

    Me quede con las ganas de una doula en el nacimiento de JP. Pero la verdad mi marido se porto a la altura en los tres nacimientos, mientras estábamos con la fundación prolacmat me certifique en guardiána de parto humanizado con Barbara Harper y Nadine Roman que junto a su esposo Randall Roman nos dieron una maravillosa capacitación bastante intensa.
    Ahora me sirve para dar apoyo y consejo, es una bella labor, felicidades por la entrevista.

  7. Verena

    Todavía no soy madre, ni si quiera estoy embarazada aun pero estoy en proyecto de ello y quiero agradecer a las doulas por su trabajo. Gracias a la difusión de su trabajo no le tengo miedo a mi futuro parto, antes de conocer las doulas y su trabajo mi idea del parto era algo horrible y desde que he leído un poco sobre el trabajo que hacen las doulas eso ha cambiado, ahora se que se puede tener un parto digno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Copyright © 2013-2020 Una mamá millennial®